Celos

La fuerza destructiva de los celos no sólo puede acabar con tu tranquilidad, sino también con tus relaciones y, como consecuencia, con tu bienestar. Cuando niño escuchaba yo un refrán que decía: “Tan poco el amor y desperdiciarlo en celos...”. Yo diría que es la vida la que se desperdicia cuando los celos toman el control de nuestra mente y nuestra imaginación. Hay personas que aseguran que la persona amada les engaña tan pronto voltean la mirada. Hay quien desarrolla fantasías tan elaboradas, que empiezan a perder el sentido de la realidad y acaban por creerlas. Una persona celosa teme que su pareja le engañe y le mienta; lo curioso, es que no teme que sea su mente la que haga esto por orden de los celos. Se que piensas que es real, que quien te ama te puede engañar; yo no puedo decirte lo contrario, pero lo que sí puedo decirte es que vale la pena que reflexiones que pueden ser los celos, y no un tercero en discordia, quien aleje de ti a la persona que amas.
Powered by